La importancia del uso del cine como medio educativo para niños

Desde la Escuela de Cine Un perro andaluz creemos firmemente en la importancia de la formación audiovisual y cinematográfica del individuo para un mejor desarrollo persona y profesional. Por ese motivo hemos considerado adecuado compartir con todos vosotros este artículo de particular interés titulado ‘La importancia del uso del cine como medio educativo para niños’, publicado en la web de Educamedia por Teresa Fernández Ulloa el 6 de marzo de 2012. El presente artículo, disponible en la web del Observatorio del Ocio y del Entretenimiento Digital (OCENDI), constituye una prueba irrefutable de las ventajas que el Séptimo Arte tiene en el desarrollo de los más pequeños y los jóvenes.

ciney

“El cine, empleado como fuente de información, permite adentrarse en el estudio de la sociedad, conocer culturas diferentes a la propia (interculturalidad), formar visiones en torno a acontecimientos pasados, presentes y futuros (nos permite juzgar, ponernos en el papel de los personajes históricos más relevantes y preguntarnos el por qué de sus actos y del devenir del mundo), entrar en contacto con valores, ideas, pensamientos, actitudes, normas…

Estos y otros aspectos convierten al cine en un recurso más a disposición no solo del docente, sino también del currículum, a todos los niveles, aunque nosotros nos centremos aquí en lo que toca a la primaria, sobre todo. Experiencias anteriores (Marín y González, 2006) nos han permitido constatar cómo el cine puede actuar como un recurso didáctico y pedagógico al servicio de la enseñanza. Como afirma Méndez (2001: 23), los medios de comunicación, y en particular el cine, actúan como educadores informales, es decir, tras su dimensión lúdica esconden una faceta formativa, y si se poseen las herramientas y los criterios adecuados (formación, actitud crítica, predisposición al aprendizaje…) se pueden concebir desde otras perspectivas más formales y, en consecuencia, con un objetivo educativo.

Por tanto, el cine puede actuar como instrumento educativo debido a:

Su capacidad de formar e informar de forma distendida y lúdica. El estudiante no es consciente de estar siendo educado. Para él, ver cine en clase es una actividad que se escapa de lo habitual, que le sirve para evadirse de sus tareas normales dentro del aula, lo que incrementa su interés y participación.

Ayuda a los alumnos a la resolución de conflictos al presentar a la sociedad (casi) como es. Les muestra el mundo y les proporciona un ejemplo de las relaciones que en él se establecen.Podemos hablar, por tanto, de un cine formativo, el cual tendría como finalidad principal, la mejora de los conocimientos de los telespectadores (Vega, 2002: 123-129).

Como señala Martínez-Salanova (2002:78), su utilización en el aula puede ser de dos maneras:

Como instrumento técnico de trabajo, es decir, que sirva como elemento o punto de partida para conocer diversos modos de acceder a la sociedad y describir la realidad.

– Y como sustento conceptual, ideológico y cultural, base necesaria para que los alumnos vayan configurando su personalidad.

Tampoco debemos olvidar las dos posibilidades de tipo psicosocial de las cuales nos hablan Loscertales y Núñez (2001: 24-25):

a) “Espejo de la sociedad en la cual se produce, desarrollando los diferentes estereotipos más habituales”. El cine no es más que la representación de lo que ocurre, ha ocurrido u ocurrirá en el mundo; se convierte así en un fiel reflejo de la sociedad, con sus tópicos, costumbres y tradiciones.

b) “Generador de modelos (buenos y malos), tanto referidos a valores e ideologías, como a las pautas actitudinales”, muy importantes para el ámbito escolar, pues es imprescindible dotar a los alumnos de un sentido crítico a la par que selectivo, para que puedan desarrollar su pensamiento propio y elegir por sí mismos.

No debemos olvidar que uno de los principales problemas de la sociedad actual, que afecta directamente a los niños y que se hace patente desde edades muy tempranas, agravándose durante la adolescencia, es la ausencia de determinados valores humanos y sociales que son necesarios para una convivencia pacífica y cuyo fomento es una prioridad en educación, en este mundo cada vez más convulso (crisis económica, revueltas sociales…).

Esto provoca malestar en los padres, educadores y la sociedad en general, que no sabe cómo afrontar y resolver este problema, y el cine puede resultar un elemento muy válido para transmitir y fomentar la recuperación de ciertos valores dentro del ámbito educativo (…) El fomento de determinados valores es una prioridad educativa, ya que están presentes en una persona casi desde los inicios de su vida. Primeramente, el niño adquiere valores imitando la forma de actuar de los adultos y, con el tiempo, escogen unos u otros y los van haciendo suyos, influidos en su elección por cuatro agentes: familia, escuela, amistades y medios de comunicación de masas.Aunque será finalmente él, a través de un razonamiento personal, quien decida qué valores adquieren mayor importancia.

Hoy en día es habitual que los niños vean películas en la escuela. En ocasiones estas prácticas son beneficiosas y productivas para los alumnos, como, por ejemplo, ver películas en inglés con subtítulos en este idioma para mejorar la pronunciación, el vocabulario…; pero, en ocasiones, únicamente sirve para rellenar huecos, ya sea en las horas de tutoría, por ausencia de algún profesor, o en las fechas previas a las vacaciones. Con este tipo de actuación se muestra al cine como un mero entretenimiento, cuando en realidad puede aprenderse mucho de él.

“El hecho de que algunas historias que llegan a través del cine tengan tanto poder e influencia sobre el público receptor, hace pensar que no se trata solo de un mero entretenimiento, sino que es necesario tenerlo en cuenta como objeto de estudio académico por parte de investigadores y docentes. Es un medio capaz de configurar mentalidades e influir creando paradigmas de actuación, sobre todo en el público infantil, que es el que nos ocupa. Y su importancia radica en que los mensajes contenidos pueden modificar el comportamiento de estos receptores de forma positiva o negativa, ya que ejercen un alto poder de persuasión debido a la escasez de edad del receptor y su falta de madurez personal”. (De la Torre et al, 2005: 37- 53).

Por otro lado, la incursión de las TIC y los cambios en los ámbitos familiar y escolar, dan lugar a un nuevo espacio social muy cambiante y al que es difícil adaptarse. La escuela es un lugar de fomento del conocimiento y de la educación, y no puede quedarse al margen de los problemas que estas transformaciones producen.

“Es necesario formar al niño, al adolescente y al joven de la actual sociedad, que se halla en crecimiento integral y preparándose para su prolongado rito de entrada en el universo de los adultos (de la toma de decisiones y la responsabilidad), en comprender y analizar uno de los elementos que más importancia tendrá en el transcurso de su vida, la comunicación, cuya forma y características se encuentran paulatinamente transformadas debido a la irrupción de nuevos instrumentos”. (Gómez Galán, 2003: 28).

Excited kids watching cartoon in the 3D movie theater
Excited kids watching cartoon in the 3D movie theater

Para ello, la escuela debe replantearse sus metas, sus contenidos y su metodología. Debe buscar soluciones, reflexionar sobre la formación cultural que se quiere potenciar y averiguar cómo integrar la cultura mediática en las escuelas, cómo transformar los medios de comunicación en objeto de estudio y análisis y cómo lograr que los estudiantes dirijan este conocimiento a su vida cotidiana.

Existen varias razones para incorporar al currículum una educación para los medios de comunicación en general y el cine en particular, pero destacaremos dos:

Alfabetizar al alumnado en el dominio de códigos y lenguajes expresivos de estos medios, es decir, que no solo conozcan el lenguaje cinematográfico o televisivo, sino que también interpreten y lean entre líneas, vean más allá de la información que reciben, la hagan propia y útil para ellos.

Formar ciudadanos que sepan desenvolverse inteligentemente en un contexto social mediático, que no se dejen influir por lo que los medios ofrecen, que desarrollen una actitud crítica frente a la información que reciben.

Más que transmitir información, la función educativa de la escuela contemporánea debe orientarse a provocar la organización racional de la información fragmentaria recibida y la reconstrucción de las preconcepciones acríticas, formadas por la presión reproductora del contexto social, a través de mecanismos y medios de comunicación cada día más poderosos y de influencia más sutil (A. Pérez 1992:32).

La función de la escuela supondrá la formación de ciudadanos más cultos, responsables y críticos, ya que el conocimiento es necesario para el desarrollo de sus capacidades y su integración plena en la sociedad.

En resumen, en la actualidad debemos hablar de una educación (alfabetización) mediática como instrumento para potenciar una educación en valores que desarrolle una actitud crítica en los alumnos en torno al cine y a la información que reciben a través de los medios, que les permita concebir una escala de valores personal y útil para enfrentarse a la sociedad en el futuro. El cine ocupa un lugar relevante en la vida personal y social, por lo que es lógico que preocupe abordar su naturaleza, comprenderlo e interpretarlo. Goza de prestigio como fuente cultural.

La cultura individual es el sedimento personal de todo cuanto una persona percibe e interioriza en su entorno por medio de aprendizajes formales o no formales. En una sociedad como la actual, conviene tener una cultura audiovisual adecuada. Saber ver cine, que es lo que nos ocupa ahora, lo es, y tener las claves que permiten conocer tanto el significado como el significante en un relato cinematográfico, nos permitirá el acceso a mundos desconocidos de forma más accesible, ya que la imagen siempre es la representación, en general motivada, de una realidad cercana o lejana (Pujals y Romea, 2001: 32).

Para leer el artículo completo hacer clic aquí. 

Anuncios

Novedades para el curso 2015/2016

NIÑOS
Este año los más pequeños podrán disfrutar aprendiendo Inglés y/o alemán haciendo cine. Utilizarán técnicas básicas del Séptimo Arte como herramientas de expresión y aprendizaje para fomentar el trabajo en equipo. Además, el curso incluye el rodaje del trabajo final, con un cortometraje en el idioma elegido. Un recuerdo para toda la vida y una experiencia única y enriquecedora.
ADOLESCENTES
A nuestros grupos de cine para adolescentes, añadimos como novedad la modalidad idiomática ofreciendo cursos de cine en alemán para los jóvenes.
Captura3
ADULTOS
Este año nuestra oferta para adultos llega pisando fuerte. Además del curso anual de cine que ofertamos de manera habitual, incluimos cursos en inglés; así como talleres específicos de interpretación y guion en los que contaremos con la visita de profesionales nacionales de primera línea.
SENIORS DE CINE
Y como el arte no entiende de edades y siguiendo con nuestra línea de acercar el cine a todo el mundo, este año ofrecemos cursos a mayores de 65 años que quieran aprender un poco más sobre el engranaje del sector cinematográfico.
Escuela de padres con AAPIPNA 
Otra de las novedades de este año, ha sido el convenio firmado con la Escuela de Padres de la Asociación Aragonesa para la Investigación Psíquica del Niño y el AdolescenteUna vez al mes organizaremos una sesión en la que se incluirá la proyección de un largometraje y un debate posterior con los asistentes, y con psicólogos y psiquiatras profesionales miembros de la Asociación y especializados en salud mental Infanto-juvenil.
Más información en nuestro blog y en nuestra página web
 

Vídeo: Homenaje a Leonor Bruna en la Muestra de Delicias

Este año, la Muestra de Cortometrajes Aragoneses quiso rendir un homenaje a la directora de la Escuela de Cine Un perro andaluz. A continuación os dejamos parte del texto que le dedicaron y un vídeo resumen que realizamos con motivo del evento.

“Zaragozana, después de sus estudios universitarios se traslada a Suiza donde compaginó su trabajo como profesora con su gran pasión, el teatro. Años después vuelve a España decidida a  estudiar Interpretación en el Laboratorio Teatral William Layton (Madrid), prestigiosa escuela de enseñanza teatral basada en el Método Stanislawski y dirigida por José Carlos Plaza.

En su primer papel como actriz profesional ya en España, da vida al personaje de Lola en la conocida serie televisiva de Los mundos de Yupi, iniciando así una larga trayectoria  en la que interpreta todo tipo de personajes tanto en cine como en TV. Ha trabajado con Mario Camus, Juan Antonio Bardem, Bigas Luna, José Luis Borau en cine, o con Bob Wilson, en teatro.

En 1994 recibe la oferta de protagonizar una serie para el canal de la televisión alemana ZDF, “UnsereHagenbecks”, para lo que se traslada a Alemania donde permanecerá trece años trabajando en teatro, cine y televisión (“Sommergeschichten”, “Mensch PIA!”, “Ein Mann stehtseineFrau”, “Folgeschäden”, “Die Hochzeit”, “Justgetmarried”, etc.).

Todavía en Alemania, gana una beca para cursar estudios de guion en la acreditada Escuela de Cine de Berlín (dffb), lo que le posibilita diplomarse como guionista y poder compaginar su trabajo de actriz con el de guionista profesional.

A su vuelta a Zaragoza, con el apoyo del gobierno de Aragón y con el premio en el Concurso de guiones para cortometrajes organizado por la Delegación del Gobierno en Aragón y Multicaja, dirige su cortometraje PASIONARIA, con actores de la talla de Carlos Hipólito, Aída Folch, Jorge Roelas, Mapi Sagaseta, Santiago Meléndez, Cristina Yáñez o Nacho Rubio , corto  con el que, a día de hoy, ha cosechado más de 30 selecciones en festivales nacionales e internacionales y varios premios entre los que destaca el premio del público en la Muestra de cortos aragoneses de Delicias.

En 2007 crea la Escuela de cine UN PERRO ANDALUZ, escuela que lleva 8 años demostrando que el “cine es mucho más que una cara bonita dirigida por un director de moda”y que apuesta por su enseñanza desde la temprana edad de los 9 hasta los 65 años lo que la hace un caso único en el panorama de la enseñanza de cine en toda España.

La Escuela de cine UN PERRO ANDALUZ plantea la enseñanza del cine desde una perspectiva no sólo cinematográfica sino también pedagógica acercando a sus alumnos al mundo del cine, acto cultural por excelencia, pero también herramienta idónea para el desarrollo tanto de la comunicación y de la expresión, de habilidades personales y sociales o como medio a través del cual fomentar valores humanos como el trabajo en equipo”.

Entrevista a Leonor Bruna en Heraldo de Aragón

Entrevista de Pedro Zapater (Heraldo.es) a Leonor Bruna con motivo del homenaje en la Muestra de Cortometrajes Aragoneses de Delicias. Para leer el artículo original pinchar en el siguiente enlace.

Leonor Bruna: “Enseñar cine es lo que realmente me satisface”

Leonor Bruna: Leonor Bruna. P. Z. D.

La Muestra de Cortometrajes Aragoneses concluye este domingo (Teatro de las Esquinas, 19.00) y la hace con broche de oro: el homenaje a Leonor Bruna (Zaragoza, 1963), fundadora de la escuela de cine Un perro andaluz, que desde 2007 desarrolla su actividad formativa en la capital aragonesa en torno al séptimo arte. Actriz, guionista, directora, profesora… Bruna se autodefine, ante todo, como una “inconformista”.

Usted tiene mucho de Indiana Jones: una arqueóloga con una vida de película…
Siempre me han interesado cosas muy diferentes. Primero quise ser bailarina, cosa que no fui; luego, actriz. Algo que conseguí muchos años después. La historia siempre me encantó, creo que la la veo como un guión de cine porque de pequeña me gustaba mucho el cine. Dentro de estudiar Geografía e Historia, sin saber, porque entonces no existía Indiana Jones, sí que me atrajo la parte más aventurera de la historia, que es la arqueología. De hecho estuve tres campañas excavando en Bílbilis. Después de muchos siglos, fui la primera persona que vio las termas de Bílbilis, tal como se conocen hoy en día, porque en aquel instante me tocó a suertes estar encargada cuando levantaron la tierra. Por eso pude contemplar la primera hornacina que salió.

Aun así tuvo otras inquietudes.
Lo cierto es que siempre he sido una inconformista. En el mundo de la historia nunca me ha servido que me dijeran “esto es así porque es así”. De alguna manera, la arqueología me ofreció la posibilidad de rascar detrás de los libros, de ir en persona, ver e interpretar los objetos encontrados.

¿Y cómo pasó a ser actriz?
No sé que es pasar de una cosa a otra porque, en realidad, ya antes había querido ser actriz. Mi vida siempre ha sido un acercamiento, a ver qué hay detrás de lo que me cuentan, detrás de una película… no quedarme solo con el actor que lo interpreta sino ver cómo ha hecho su trabajo, cómo se ha escrito. Creo que el ‘leitmotiv’ que me ha acompañado siempre ha sido un poco ese, la sensación de querer comprobar las cosas por mí misma, de alguna forma.

¿Qué le llevó a desarrollar una parte de su carrera artística en Alemania?
En 1992, me hicieron un castin en Barcelona. Buscaban actrices que hablaran alemán y me cogieron para presentar un programa de la televisión alemana que se rodaba precisamente en Barcelona y Sevilla. Luego hice otra prueba para trabajar en Alemania y me volvieron a contratar para el rodaje de una serie durante ocho meses. Esa fue la razón por la que me fui a trabajar allí, aunque luego me quedé 13 años. Eso se llama flexibilidad mental y lo demás tonterías (risas).

Además de trabajar, continuó formándose…
Volví con todo un bagaje como actriz, también en idiomas, porque rodé en inglés y alemán, y realicé estudios de guión en la Escuela de Cine de Berlín. Después de aquella etapa solo me faltaba dirigir, y más tarde tuve la oportunidad de hacerlo, en 2009, con ‘Pasionaria’, un cortometraje que tuvo casi 40 nominaciones nacionales e internacionales. Esa curiosidad, esa inquietud, esas ganas y ese interés por muchas cosas es lo que me ha llevado siempre a no quedarme conforme. Incluso en la escuela de cine, cada año necesito meter algo nuevo. Siempre necesito nuevos alicientes.

¿Más todavía?
No he hecho muchas cosas. Lo que más me gustaría, si bien es cierto que vivo la realidad, sería dirigir un largometraje.

‘Un Perro Andaluz’ ha sido una escuela de cine pionera…
Hace ocho años, cuando la creé, no existía en España un centro que contemplase de forma continuada la formación durante un curso escolar. Ahora hay otras que ya lo hacen. Entonces, fue pionera en ese sentido, en que plantear como un curso escolar y como algo que se convierta en un hábito y en una actitud vital: venir a clase para aprender cine, aunque sabemos que además se aprende de la vida a través del cine.

En ella vuelca toda su experiencia…
Vuelco, sobre todo, mi inquietud vital. Creo que lo que se aprende a lo largo de la vida, incluso cuando aprendes una profesión, va mucho más allá de la profesión en sí misma. Es decir, para mí el cine ha sido siempre un elemento cargado de posibilidades de desarrollo de muchas habilidades. No es solo que acabes en una película como actor, actriz, o dirigiendo, y que te vayas a festivales. Esa es la parte de la industria que menos me ha interesado siempre. He pertenecido a la industria, pero no me he quedado en ella. Y no creo que sea casualidad, dicho sea de paso. Por eso, enseñar cine se ha convertido en un proyecto de vida. Me he dado cuenta de que esto es lo que realmente me satisface, transmitir lo que he aprendido a lo largo de mi vida: unas veces ha sido cine y otras aspectos relacionadas o no con el séptimo arte.

¿Qué enseña además de cine?
Todo tipo de habilidades, el desarrollo personal, el sentido de aprender cosas y algo tan obvio, pero que los niños de hoy en día están perdiendo, como es la capacidad de entender que para llegar a un resultado necesitas un proceso. Ahora, nuestros hijos nos piden algo y se lo compramos hoy, mañana o dentro de una semana. Utilizamos el cine para que ellos vean que, como en una película, para llegar al clímax final primero tienes que desarrollar una serie de facetas y una serie de habilidades, entre ellas, la paciencia. Otro de los elementos es el desarrollo de la capacidad de frustración. Por ejemplo, un alumno tiene una idea buenísima, viene a clase y se comenta y se valora. A lo mejor es estupenda pero tal vez no es la que funciona para un determinado guión. Esa capacidad de poder asimilar que hay ideas que están bien pero hay otras que funcionan mejor es algo que trabajamos mucho con niños y adolescentes.

Algunos de sus discípulos ya despuntan detrás y delante de la cámara…
Sí, hay varios: Sara Vidorreta es una joven actriz de 16 años que ya está haciendo pruebas de castin en Madrid. Comenzó en la escuela cuando tenía ocho años; el director de cine Miguel Casanova también comenzó aquí, igual que el director Ferrán Queralt, o Aitor Fernández, productor del corto ‘Felicidad’. También destacan actores como Ánchel Pablo, Álvaro Baumann y Carmela del Campo, que debutan en la película ‘La novia’, de Paula Ortiz.

¿Cuántos alumnos pasan anualmente por la escuela?
En el anterior curso hemos tenido 80 y en los ocho años que llevamos han pasado por aquí 800 alumnos. Esto se debe a mucho esfuerzo personal y a la confianza que han puesto los padres en las escuela con sus cuotas. Que un proyecto de estas características no tenga un apoyo institucional dice mucho de lo que es esta tierra. Pero ya no me quejo. Siempre he ido por libre y estoy acostumbrada a buscarme la vida por mi cuenta.

Su escuela también ha sido precursora en la enseñanza de idiomas a través de técnicas cinematográficas…
Nuestro eslogan dice ‘Porque el cine es más que cine’. Es cultura y, además, es una herramienta para muchas cosas, un medio de expresión muy potente. Partiendo de mi experiencia personal, que ha ido ligada a los idiomas y el cine, un buen día, hace tres años empezamos en Tarazona con unos talleres de inglés y cine; y en institutos de Bachillerato, con alemán y cine para motivar a los alumnos a ver películas en versión original, que es algo que apoya el servicio de educación del Ayuntamiento de Zaragoza y también el Goethe Institut de Barcelona. Con el alemán nos lanzamos este año en la escuela. Ya había dado un taller en el Colegio Alemán durante dos años y ahora vamos a potenciarlo también en la escuela. De hecho, hemos terminado uno con chicos del Eliseo Godoy, entre 6 y 10 años. Los idiomas en ‘Un Perro Andaluz’ han sido una consecuencia lógica de lo que también es mi vida.

Con su bagaje, ¿es posible disfrutar de una película sin intentar analizar cada uno de sus detalles?
Lo que me pasa es que cuando una película me aburre empiezo a fijarme en esas cosas. Si la película es buena, no. Entonces, hago ‘a posteriori’ mis propios análisis de la película. En esa línea, uno de los proyectos estrella, o que vamos a sacar este año es ‘Todo lo que ni Mary Poppins ni Supernanny te contaron sobre cómo educar’, precisamente para enseñar a los padres a ver cine. Porque, por ejemplo, la mayoría no sabe que detrás de una película como ‘Crepúsculo’ lo que hay es una historia de maltrato. Queremos enseñar a padres y educadores a ver cine. Para ello, contamos con la Asociación Aragonesa para la Investigación Psíquica del Niño y el Adolescente (AAPIPNA).

¿Qué supone para usted el reconocimiento de la Muestra de Cortometrajes Aragoneses de Delicias?
Me hace mucha ilusión que me hagan un homenaje por trabajar mucho. Se lo tendrían que dar a tantos millones de personas que lo hacen y no se les reconoce… Me encanta que sea la Muestra de Cortometrajes de Delicias porque nos han apoyado desde el minuto uno, cuando conocí a su director Jesús Marco. Siempre hemos tenido apoyo de ellos para pasar nuestros cortos. Es un trato de muchísimo cariño hacia nuestros alumnos, hacia mí. Estoy muy agradecida. En Aragón hay mucho talento, muchas ganas, y mucha gente que trabaja muchísimo por amor al arte. Por eso, el reconocimiento a mí y a mi escuela pone de manifiesto que el barrio de Delicias valora el trabajo que estamos haciendo con el cine.

¿Qué es la Escuela de cine Un perro andaluz?

Vídeo presentación de la programación para el curso 2015 – 2016

 
CURSOS ANUALES DE CINE PARA:

NIÑOS (de 9 a 12 años)

ADOLESCENTES (de 13 a 17 años)

JÓVENES/ADULTOS (a partir de 18 años)

SENIORS DE CINE (¡NOVEDAD!)

NUEVOS CURSOS:

PARA JÓVENES Y ADULTOS:

·Curso de interpretación ante la cámara

·Curso de guión de cine y televisión

ESCUELA DE PADRES

MASTERCLASSES

ESPECIAL IDIOMAS Y CINE 2015/2016

NIÑOS
Aprende inglés creando cine (de 9 a 12 años).

Aprende inglés hablando cine (de 9 a 12 años).

ADOLESCENTES
Aprende alemán haciendo cine (de 12 a 14 años).

JÓVENES/ADULTOS

Aprende inglés haciendo cine.

Leonor Bruna será homenajeada este domingo en la Muestra de Cortometrajes de Delicias

La directora de la ‘Escuela de cine Un perro andaluz’ recibirá el reconocimiento a una vida dedicada a la formación y al Cine en el Teatro de las Esquinas.

Un proyecto formativo innovador y una escuela que se ha convertido en un referente en el campo audiovisual a nivel internacional son algunos de los ingredientes que han convertido a ‘Un perro andaluz’ en un hito no solo en el campo formativo sino también en el audiovisual. 

Talleres de cine en inglés o alemán para niños, adolescentes y adultos; cursos de maquillaje, interpretación ante la cámara, guion de cine y TV o talleres sénior sobre cine… esta es tan solo una pequeña parte de la amplia oferta que propone esta escuela zaragozana que este mes cumple ocho años de actividad tratando de difundir la importancia de los valores humanos, educativos y del desarrollo personal, así como inculcar el trabajo en equipo entre los más jóvenes con el cine como herramienta fundamental.

Es por eso que la organización de la Muestra de Cortometrajes Aragoneses del barrio de las Delicias ha querido reconocer la función de esta escuela zaragozana que se ha convertido en “catapulta de cineastas que ya van volando por su cuenta y que se están haciendo un hueco en nuestra cinematografía”, aseguran desde la la asociación organizadora.

Precisamente, durante la celebración de la clausura de la decimotercera edición de la Muestra de Delicias, que tendrá lugar el próximo día 13 de septiembre a las 19:00 en el Teatro de las Esquinas, Bruna recibirá un homenaje que le hace especial ilusión, sobre todo por tratarse de un reconocimiento “de casa”.

A pesar de haber vivido una gran parte de su vida en el extranjero, la realizadora, guionista y actriz zaragozana siempre ha tenido muy presentes sus raíces, motivo que le llevó en 2007 a fundar la Escuela de Cine ‘Un perro andaluz’, que lleva años innovando y profundizando en el campo de la formación de idiomas y del cine en niños y adolescentes. Un proyecto que no habría sido posible sin el apoyo de padres y madres que curso tras curso acuden a la escuela y que creen en la importancia del cine y de la creatividad en el ámbito formativo.

CARTEL LEONOR

Ocho años formando personas

‘Un perro andaluz’ ofrece un planteamiento no solo formativo sino también pedagógico y educativo, haciendo hincapié en el mundo del cine, claro; pero sin perder de vista otras capacidades como la comunicación, la expresión o el resto de habilidades sociales. Cabe destacar que la escuela zaragozana ha sido precursora en la enseñanza de idiomas a través de técnicas cinematográficas, ofreciendo talleres y cursos de cine en inglés y alemán. Además, en la escuela de iniciación al cine se enseña todo el proceso de creación de una película desde el Guion, o la caracterización y escenografía; hasta la dirección, edición y postproducción.

Renovarse, o morir

La innovación ha sido una constante desde la fundación de la UPA, no solo en el campo de los talleres de cine en inglés y alemán, que han gozado de una gran acogida entre los más pequeños, sino en el ámbito audiovisual en general. Este año como novedades, apoyan la segunda edición de la iniciativa ‘Divercine Zaragoza’, que tendrá lugar en septiembre en Aragonia, con la que se pretende potenciar la creación de una “conciencia crítica” entre los más pequeños, a la hora de consumir cine y TV. Además, como novedad este año, la UPA propone el primer curso de Dirección de Actores e Interpretación ante la cámara en el que contarán con grandes profesionales del sector a nivel nacional de los que pronto sabremos un poco más.

FLYER 2015_Página_1